Los pegamentos de cianocrilato (Super glue)

Etiquetas: , .

cianocrilato 150x150 Los pegamentos de cianocrilato (Super glue)

Los cianocrilatos, conocidos como super-glue, son pegamentos instantáneos mono componentes. Una sola gota de este tipo de pegamentos es suficiente para una unión resistente. Fué descubierto accidentalmente por Harry Coover, el cual puso a la venta el primer Super Glue en 1958. Incluso se llegó a usar el cianocrilato en la guerra de Vietnam para pegar tejido humano sin llegar a usar sutura.

El principio: se endurecen por la humedad del ambiente.

Los cianocrilatos son transparentes y se presentan en el mercado en dos formas: líquida, para pegar materiales duros y lisos como el vidrio, la porcelana y los metales, y en gel, para pegar materiales más porosos como la cerámica y la madera.

Es quizás el hecho de que sean pegamentos muy fluidos lo que los hace tan eficaces pues penetran con facilidad entre los defectos y cavidades de los materiales a pegar.

Otra característica: los pegamentos de cianocrilato, combinados con un activador son los únicos que pueden pegar el polietileno (plástico de las botellas de agua, juguetes…) y el polipropileno (plástico de los parachoques, cuerdas de plástico, alfombras sintéticas…).

cianocrilato 170x300 Los pegamentos de cianocrilato (Super glue)
Pegamento instantáneo de cianocrilato

Características del cianocrilato

Materiales a pegar: estas colas pueden ser usadas para pegar el cristal, la porcelana, la cerámica, la madera, el metal, el cuero, los plásticos rígidos y el corcho.

Modo de empleo: la aplicación de este tipo de pegamento sólo se realiza en una de las superficies a pegar. Es necesario extender bien el pegamento en toda la unión. Una vez se han unido las piezas a pegar, debemos ejercer una ligera presión durante unos 10 segundos, para darle tiempo al cianocrilato a que absorba la humedad del ambiente y se seque. Si en el momento de la unión hubiese algún tipo de desbordamiento de pegamento, éste se limpia simplemente con un paño húmedo.

Usos: es la cola ideal para pequeñas reparaciones en el hogar, como por ejemplo vajilla rota o la plantilla de un zapato despegada.

Ventajas: permite la unión de muchos tipos de materiales. Gracias a su resistencia la unión resulta duradera.

Limitaciones: no pega los plásticos expandidos como el poliestireno o el poliuretano y los tejidos finos. No está diseñado para la unión de grandes superficies. Poco resistente a la humedad y a los golpes o vibraciones.